jueves, 5 de mayo de 2011

Mario Sotela y Herediano otra vez en el ojo del huracán.


La conferencia de prensa que realizó esta tarde la concesionaria RBC Radio Limitada, dueña del Club Sport Herediano, está otra vez en el centro de atención del fútbol costarricense, aún con el equipo eliminado del actual torneo.

Ayer en la tarde se llevó a cabo en el Restaurante Tacontento de Plaza Bratsi una conferencia de prensa que ha desatado una gran polemica para propios y extraños, esta vez los propietarios del "Team Florense" se salieron con la suya y buscaron el momento menos inesperado para soltar un secreto que se tenían entre manos.

El Gerente General, Cristian González, quien fue el que habló en la conferencia de prensa fue claro y puntual en los temas que se trataron ayer en Miraflores, primero hizo oficial la separación de 10 jugadores, Andrés Núñez, José Sánchez, Maximiliano Baddel, Tirso Guio, Ivan García, Roberth Arias, Andrés Castro y Berny Solórzano, este último no vio acción en todo el torneo.

La segunda situación que tocó fue la conducta del plantel durante el presente certamen, el ex-dirigente pampero denunció de la indisciplina de los jugadores previo a los partidos en donde mencionó que los jugadores se iban de fiesta con bebidas alcoholicas y hasta con mujeres.

Sea cierto o falso estas acusaciones que hace González, hacen que regrese al escenario de los malos del fútbol el señor Mario Sotela y su madre, Roxie Blen, propietarios del equipo, estos tipos junto con el gerente general estan buscando todo tipo de pretextos para no saldar la millonaria deuda que tienen con la numerosa planilla que utilizó Heredia durante la Temporada 2010-2011. Una vez más la familia Sotela se salió con la suya para no pagar el mes y medio de atraso salarial que tienen con los jugadores.

A inicio de los 2 torneos, Herediano comenzó a contratar a cual jugador estuviera libre o separado de algun otro equipo y ayer despidió a cual jugador le viniera en gana con la razón de indisciplina previo a un partido que tuvo tanta trascendencia como el de hace una semana en el Morera Soto.

Esta situación de Sotela, atrasos salariales y situaciones particulares que solo ocurren aqui, ya es bastante aburrido y cada día se vuelve más común en nuestro país, más bien ya parece extraño que Mario Sotela en algun momento llegara a pasar por desapercibido y en el momento más importante del Campeonato suelta los trapos sucios de los jugadores, ya cuando no se puede hacer absolutamente en vez de citar a los responsables de estos actos en plena competencia y evitar un ridiculo como el que hizo Heredia hace 8 días.

Ya sean bohemios, bebedores, mujeriegos o por su estilo de vida ellos (los jugadores) necesitan un salario digno para llevar el plato de arroz y frijoles a sus hogares, esta vez Sotela corrió con mucha suerte para tal vez no pagarle a los jugadores que separaron ayer, pero todo parece que este es el inicio del declive de un equipo tradicional en el fútbol nacional y que corre con el mismo peligro de Liberia Mía si no solucionan los litigios laborales que son similares al del equipo pampero.